viernes, 20 de abril de 2018

ALFARERO DE LA VIDA


Alfarero,Alfarero,
tu que entiendes de vasijas,
moldea si es que conviene,
la vasija de mi vida.

Quiero volver a ser
arcilla entre tus manos
y sentir que me acaricia
tu amor divino y humano.

Haz mi vasija más grande,
más profunda,más bonita,
más fuerte,más resistente,
más alegre, más sencilla...

Grande... para guardar
el amor y la amistad,
los tesoros de la vida,
y el silencio de tu paz.

Profunda...para albergar
sentimientos de bondad,
para amar,servir,besar...
con total gratuidad.

Bonita...para agradar
y se la pueda llevar,
todo el que la quiera
o tenga necesidad.

Fuerte...resistente...
que no se rompa jamás,
y los golpes de la vida
pueda siempre soportar.

Alegre... con capacidad
de reír,soñar, cantar...
y alegrar al que la toque
con su dulce y buen sonar.

Humilde...para aceptar
que no siempre es capaz
de reír, soñar, cantar...
y alegremente sonar.

Al contemplar mi vasija
y oír tal petición,
el Alfarero responde
contento y sin dilación:

Deja tu tosca vasija
en el torno de mi amor;
yo le daré la forma
y tú le darás color.

El color de la esperanza,
el color de la ilusión,
el color de la confianza,
esfuerzo,superación...

Y esta vasija nueva
con buena forma y color,
será útil, dará vida...
a esta generación.