lunes, 12 de octubre de 2015

EL SILENCIO


EL SILENCIO

¡ Q hermoso es el silencio!
Siempre se ha de cultivar;
aunque es más maravilloso
al llegar a cierta edad. 

Para algunos es muy fácil,
a otros les cuesta más,
pero todos reconocemos
que tenemos necesidad. 

El silencio nos ayuda
a recoger nuestros sentidos;
nos volvemos mas sensatos,
mas sabios y comprensivos.

Lo importante es vivir contentos y también vivir en paz,
primero con nosotros mismos y después con los demás.

¿Cómo se consigue esto? ¿cómo se puede lograr?
Pues todo el mundo lo quiere
y pocos pueden hallar.

Sólo Dios sabe el cómo,solo El lo puede dar;
para esto es el silencio, para poder escuchar
esta voz tan suavecita ,tan bajita y tan clarita,
que sólo en el silencio se puede identificar.

Él nos dice en el silencio y con gran intimidad,
que para ser sus amigos y vivir en su amistad,
hemos de desprendernos de tanta curiosidad;
dejar las cosas mundanas y cultivar la bondad.

La bondad es pensar bien,siempre y en todo lugar,
tanto de los familiares como de la humanidad.

Buscar siempre el lado bueno,que seguro lo tendrá,
y si nos cuesta encontrarlo,busquemos sin descansar,
que lo hallaremos siempre, si lo queremos hallar.

Cuando por fin lo encontremos,demos gracias sin parar,
y pasemos enseguida a anunciarlo a los demás.

Que se entere todo el mundo de que no todo es maldad,
que hay mucho bien escondido y es necesario encontrar.

En la oración y el silencio se descubren las verdades,
y ayudan a la persona a evitar sus muchos males.

El silencio te recuerda lo que tu alma ya sabe,
pero debido al ruido no se oyen sus verdades.

El silencio es el tesoro que el mundo debe encontrar
para que haya armonía y paz en la humanidad

3 comentarios:

  1. Bonita poesía. Me hace comprender que el silencio va conmigo y sólo depende de mí el saber
    usarlo. Muchas gracias poe la reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Dice un refran que el silencio es oro y la palabra plata. Este post me ha hecho reflexionar.
    Gracias Carmen.
    Ya veo que las botaciones avanzan. Me alegro. A ver si nos vemos esta tarde en la misa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen, no puede negarse que sientes lo que expresas. Buena práctica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar