lunes, 7 de marzo de 2016

LAS TRES OLLAS


 
Una hija se quejaba
de lo injusta que es la vida;
si superaba una prueba,
le esperaba otra en la esquina.

Estaba desesperada
y cansada de luchar;
decía que era imposible
vivir contenta y en paz.

Sus padres, que la querían,
tenían muy gran pesar;
si la hija sufre y llora
sufren los padres más.

Sabían por experiencia
que el que se queja y rebela,
lo pasa mucho peor
que el que acepta y se supera.

Estos padres amorosos
la querían ver contenta,
y en diálogo los dos,
encontraron la manera.

El amor es ingenioso,
cuando quiere de verdad,
se agudiza el ingenio
y la chispa salta ya.

La ocurrencia de estos padres
es curiosa y genial,
desconocida hasta ahora,
por ser tan original.

Puso la madre en el fuego
tres ollas para cocer:
un huevo,una zanahoria,
y granos de un buen café.

Con estos tres elementos,
tu misma comprobarás,
de cuan diferente manera
van los tres a reaccionar.

Pasado el tiempo oportuno,
el huevo ya estaba duro,
la zanahoria aplastada,
y el buen café en su punto.

El padre dijo a la hija,
por cierto muy extrañada,
que ahora si entendería
el porque de esta enseñanza.

Si tu eres zanahoria,
te crees firme y muy fuerte,
pero al no conocerte,
las penas te aplastan siempre.

Si eres frágil cual huevo
al venir la adversidad,
te volverás dura y rígida
por no quererla aceptar.

Pero si eres buen café,
las penas te ayudaran
a sacar lo mejor de ti:
valor, paciencia y bondad .

Las penas y sufrimientos
son el fuego que nos cuece;
según nuestra reacciones
nos aplastan o endurecen.

Las contrariedades de la vida
son siempre oportunidades;
si somos café,café,
se transforman en bondades.



19 comentarios:

  1. Muy bello relato con una gran lección en su interior. Me ha gustado mucho, gracias por compartir.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Lo tendré presente el grano de café.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso Carmen
    Cuan cierto el relato que tu has sabido engalanar
    Cariños y buena semana

    ResponderEliminar
  4. Una lección para todos, has poetizado el la historia. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen, es genial lo que nos traes y de un razonamiento absoluto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Carmen, es muy hermoso lo que nos has dejado. Efectivamente las contrariedades de la vida, son regalos especiales, que deberíamos de ver que son hermosas oportunidades que Dios, el Universo o el Cosmos nos dan para avanzar y para ser cada vez más puros y honestos con nosotros mismos y con los demás.
    Un grande abrazo, y Feliz día Internacional de la Mujer!

    ResponderEliminar
  7. Hola Carmen, es un buen ejemplo la que han tenido los padres para la hija, verdad es que si vemos sufrir a nuestros hijos, nuestro sufrimiento es mayor, me ha gustado mucho éste ejemplo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Has hecho una bella poesía con una lección de vida.
    En nuestro caminar, siempre encontraremos obstáculos, adversidades y sufrimientos, pero en nosotros está el saber afrontarlos.
    Hay personas que se derrumban ante el mínimo contratiempo, otras, por el contrario, recurren a esa fuerza interior que todos llevamos dentro y no sólo salen airosos de esa prueba, incluso lo hacen fortalecidos.
    Y cambiando de tema, no sabes bien lo mucho que me alegra saber que haces mis recetas y que te salen ricas.
    Intento, ensayo y procuro explicarlo lo mejor que sé, no hay nada peor que ponerse a hacer un postre o comida y que no salga a nuestro gusto.
    Abrazos y cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  9. En este caminar por la vida, nuestras reacciones son como las de la zanahoria,huevo y café.Lo importante creo, que sepamos reaccionar ante cada una de las circunstancias que se presentan.

    ResponderEliminar
  10. Tan bello como real.
    Realidad a ritmo de poesía que nace en el alma y abraza junto al aroma a café marca enseñanza.

    Mi abrazo de luz ✴

    ResponderEliminar
  11. Este relato lo interpreto como dice una buena amiga: Cada cual tiene su tiempo de cocción, es decir cada persona tiene un tiempo para asimilar, elaborar y actuar. Hay que dejar tiempo, saber esperar.
    Bueno...es otra interpretación.
    Recibe un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Vaya lección mas práctica la de estos padres.Desde luego estas
    ocurrencias son propias de las personas que aman desinteresadamente y buscan el bien de la otra persona.
    Muy gracioso el relato
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Profundo y maravilloso, este y todos los consejos y enseñaza que siempre nos regalas.
    De todas formas el dolor puede pulir el alma y moldearla como el herrero en el yunque moldes el hierro, o la puede endurecer hasta tal punto que nada lo conmueve.
    Gracias Carmen por estas parábolas.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  14. Precioso e inteligente ejemplo. Las contrariedades si las superamos nos hacen más fuertes. Cuan orgullosos@ seriamos si todo fuera placer y bienestar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Bien lo dices... los momentos difíciles son maestros con lecciones que necesariamente debemos aprender... en nosotros está aprender rápido la lección y ser mejores...como tu café...

    Luz y Vida

    Isaac

    ResponderEliminar
  16. Sabes que siempre me alegran y agradezco tus letras.
    No cumplo con menos si no vengo a visitarte y dejarte un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  17. Seamos entonces buen cafe! Saludos. Muy lindo todo esto. Quisiera seguir leyendo mas. Buen dia!

    ResponderEliminar
  18. Seamos café...ojalá colombiano...

    Flores y Vida

    Isaac

    ResponderEliminar