sábado, 8 de octubre de 2016

JUVENTUD ETERNA

                                                                                    


Juventud divino tesoro
que te vas para no volver;
esto escribía Darío
y él no llego a la vejez.

Al escribir el poeta
esta genial poesía,
a la juventud física
seguro se refería

Y esto si es gran verdad;
la juventud del cuerpo,
con el paso de los años,
tiene caducidad.

Pero existe la juventud
que no caduca ni muere,
y esta por nuestra suerte
la podemos tener siempre.

Juventud es alegría,
juventud es ilusión,
juventud es armonía
y paz en el corazón.

Juventud es esperanza,
juventud es fe y soñar
en un mundo sin violencia,
donde reine la bondad.

Esta juventud eterna
que no caduca ni muere,
la podemos conquistar
si cultivamos la mente.

Lecturas para pensar bien,
que ayuden a elevar la mente,
nos instruyan y alimenten
nuestra fe en lo trascendente.

Pensar bien y positivo
de todo y siempre de todos;
es la  actitud constructiva
para arreglar nuestro entorno.

Unas buenas compañías
son una ayuda muy buena,
para compartir vivencias
y tener el alma llena.

Canciones y poesías
son un remedio eficaz,
para combatir las penas
y no nos puedan dañar.

Silencio en curiosidades,
buscar siempre la verdad;
oración sincera y noble
pidiendo por los demás.

Pedir y otorgar perdón
es necesario y vital;
limpia mente y corazón
y se libera del mal.

Esta juventud eterna
la podemos conseguir,
y de la vejez y achaques
nos vamos a poder reír.

23 comentarios:

  1. Hermosamente compartido sentires que nos conmueven y que vibramos al disfrutarlos
    Gratisimo leerte Carmen
    Que goces un muy buen domingo
    Cariños

    ResponderEliminar
  2. Que alegres versos, esa juventud eterna la ganamos cada día con nuestra alegría y un poco de bondad. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La juventud no depende de la edad:hay jóvenes que son viejos.Los frutos de esa juventud eterna, como alegría,ilusión,paz,conformidad etc,se consiguen siendo activos con la fe.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Dice que la verdadera edad esta en nuestro interior, Por que los años pasan pero solo nosotros podemos hacer que estos vengan como cargas pesadas o como un reto para seguir adelante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuanta verdad dicen tus poemas!

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Un poema lleno de estupendos consejos para no "envejecer" nunca así que habrá que tenerlos en cuenta.Besicos

    ResponderEliminar
  5. Bonitos versos de alegría que llenan el corazón.
    Un feliz domingo.

    ResponderEliminar
  6. Carmen, son muy buenos consejos y muy interesante. Estoy totalmente de acuerdo contigo, esta es la forma de trabajar en nuestro mundo interno con una mente limpia de toda maldad y un corazón lleno de amor. Alimentar cada día nuestro Ser interno con energías positivas, atraerá el amor, la prosperidad, la amistad y la salud.
    Te dejo un cálido abrazo!

    ResponderEliminar
  7. A medida que pasan los años
    volvemos a veces a esos parajes suaves d e la juventud
    sobretodo cuando duelen los huesos...

    la belleza del ser esta fortalecido en nuestro interior
    y aflora como tus palabras llenas de sabiduría...

    te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo contigo, el alma jamás envejece, en el fondo siempre somos niños elegres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que bonito Carmen. Son buenos consejos con la armonía de un poema, gracias.

    Rosa

    ResponderEliminar
  10. Transmiten alegría tus versos. No te conozco personalmente pero por tus palabras me hago idea de como será tu corazón. ¡Y me gusta!
    Recibe un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola amiga. Precioso lo que transmites en esa poesía. Yo soy de las que pienso que no tenemos edad sino vida y, pese a las dificultades, de nosotros depende darle un sentido u otro.
    Gracias por tu comentario y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Carmen!!!

    Que lindos e instructivos versos nos dejas, amiga. Cuanta razón hay en ellos. Divina juventud que es una etapa de la vida hermosa, mas hay otras etapas que también son muy lindas. Fue para mí muy hermosa la juventud, pero cuando crié a mis hijos, ¡fui tan dichosa¡ Cada vez que me nacía uno, me parecía un bendición de Dios, lavar sus ropitas plancharlas darles el pecho, no tengo palabras para expresarlo, soy madre de cinco hijos y creo que fue lo mejor que me pudo pasar en la vida y la vida doy por ellos.

    Ahora ya soy mayor pero siento el alma joven, es algo parecido a la belleza. La de fuera se evapora con los años, pero la de dentro perdura mientras se vive. Ha sido un pacer leerte.

    Te dejo mi gratitud y mi estima.
    Un abrazo y se muy -muy feliz.

    ResponderEliminar
  13. ahhhh, si la juventud... quizás sea también otra ilusión, otra treta de aquellas a las que el sabio tiempo nos tiene acostumbrados...

    Paz y Eternidad

    Isaac

    ResponderEliminar
  14. claro que si!!!
    La juventud está en el corazón, independientemente de los años que se tenga.

    Un fuerte abrazo Carmen.

    ResponderEliminar
  15. Hola Carmen, no dejas de sorprenderme gratamente cada vez que te leo. La juventud, según como se mire es cuestión de caracter, la alegría nos impulsa a vivir sin pensar en la edad.

    Un abrazo y muy buen fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  16. Hola Carmen.La juventud va por dentro,fundamentalmente en el corazón y se transmite a la sonrisa. Los versos rebosan felicidad.
    P.D.: He tenido algún "problemilla técnico con el blog", y hasta ahora no he podido aprobar 10 comentarios que tenía pendientes, así que pido disculpas por mi tardanza. Espero poder publicar este fin de semana. Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  17. Hola de nuevo Carmen. Ya he podido publicar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Sin duda, la juventud está en el corazón.

    Muy bonito y real tu poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Un cariñoso saludo mi querida amiga

    Paz y Gracia

    Isaac

    ResponderEliminar
  20. Un cariñoso saludo mi querida amiga

    Paz y Gracia

    Isaac

    ResponderEliminar