sábado, 28 de mayo de 2016

SOLO POR HOY


Mi vida es un instante,
una efímera hora,
un momento que se evade;
sólo tengo el ahora...
¡es el ahora de hoy!

Hoy es un día propicio
para disfrutar y amar;
el mañana no es seguro...
¡a saber si llegara!
¡la vida se me da hoy!

Si vivo el día de hoy
con optimismo y entrega,
contagiando y dando amor,
habrá valido la pena...
¡vivir el día de hoy!

Decía santa Teresa
con serena convicción,
que Dios quiere regalar
los tesoros de su amor...
¡y lo quiere hacer hoy!

Que es muy amigo de dar
con gran generosidad,
pero le cuesta encontrar
quien se los quiera aceptar.
¡no los despreciemos hoy!

Si pienso en el mañana
me asusta mi inconstancia,
se angustia mi corazón
y siempre pierde la calma.
¡y es necesaria hoy!

No importa en que sombras
esté envuelto mi futuro,
nada temo,oh Dios mio,
si Tú te vienes conmigo...
¡en este día de hoy!

El pasado he de dejarlo
en las mano de Dios,
el futuro confiarlo
a su providencial amor,
¡y esto sólo por hoy!

La vida nos va enseñando
que los agobios son malos,
hay que vivir confiados
en que Dios nos da la mano,
¡todo el día de hoy!

Y al terminar la jornada,
físicamente cansada,
pero con paz en el alma,
de corazón daré gracias,
¡por este día de hoy!