sábado, 18 de junio de 2016

AMAR ES DAR



Muchos jovenes de hoy en día
ya no se quieren casar,
tienen miedo al compromiso
de un amor hasta el final.

Han visto muchos fracasos
en toda la sociedad,
y dudan sea posible
vivir en fidelidad.

La convivencia es dificil
sin amor ni libertad;
es fácil y llevadera
si el  amor es de verdad.

Sabemos por experiencia
que el amor es progresivo;
se empieza con ilusión
y un ideal compartido.

Con el paso de los dias
viene la decepcion;
se descubre en la pareja
defecto y limitación.

Si el cariño es verdadero
reinara siempre el perdón,
y si hay limitaciones
se aceptan por amor.

Superada esta etapa
se ha depurado el amor,
el diálogo es más limpio
y se escuchan más los dos.

Hay valores muy hermosos
que propician la unidad;
sellan y garantizan
un amor hasta el final.

El valor de la confianza
de la fe y la caridad,
de la entrega generosa,
y el valor de la humildad.

todos son imprescindibles
si queremos triunfar,
tener paz en nuestra casa
armonía y bienestar.

El egoismo y soberbia
trabajan sin descansar,
y dicen muy sutilmente...
¡es de tontos siempre dar!

Son palabras engañosas
y no dicen la verdad;
si con ellas dialogamos
nos convencen más y más.

Es importante pensar
cada uno por su cuenta,
que soy yo la que ha de dar
sin esperar recompensa.

Este amor que se da
garantiza felicidad;
es feliz quien lo recibe
y mucho más quien lo da.

Es hermoso ver parejas
reflejando este ideal;
en sus vidas se descubre
que el amor sí es real.

Nunca se extinguirá
la llama de la ilusión,
si se enciende cada día
con el soplo del amor.