domingo, 31 de julio de 2016

EL VALOR DEL SILENCIO


¡Que hermoso es el silencio!
siempre se debe buscar,
pues es él y sólo en él
donde encontramos la paz.

El silencio nos ayuda
a recoger los sentidos;
nos volvemos más sensatos,
más sabios y comprensivos.

El silencio nos recuerda
lo que el alma ya sabe,
pero debido al ruido
no se oyen sus verdades.

En el silencio encontramos
la paz y serenidad,
para ver y discernir
si se ha de  hablar o callar.

En la oración y el silencio
se descubren las verdades,
y  ayudan a la persona
a evitar sus  muchos males.

El silencio es la llave
que abre los corazones,
para que penetre en ellos
el espíritu con sus dones.

El silencio es enemigo
de chismes superficiales,
de perezas y egoísmos,
rencores y vanidades.

El silencio es oro fino
que nos puede enriquecer;
es de sabios descubrirlo
y ser amigos de él.

El silencio es el tesoro
que el mundo debe encontrar,
para que exista armonia
y paz en la humanidad.