domingo, 13 de agosto de 2017

ASUNCION DE LA VIRGEN

Resultado de imagen de gif virgen ascendida al cielo
Asciende al cielo la Virgen en silencio y humildad.
Se va como ha vivido: en paz y serenidad.

Después de una vida llena de gozo gloria y dolor,
asciende al cielo la Virgen ¡¡allí se la lleva Dios!!

Coronada Reina y Madre de toda la humanidad,
desde el cielo nos protege,nos bendice y da la paz.

De la humildad de su esclava el Señor se enamoró,
y en su vientre virginal a su hijo engendró.

Una esclava Libre y Sabia,prodigio del creador,
una esclava enamorada de la voluntad de Dios.

Con tu Si firme y confiado,nace la salvación,
en un mundo atribulado y lleno de confusión.

El hijo que concebiste,con ser el Hijo de Dios,
le enseñaste con tu vida la grandeza del amor.

Madre Inmaculada,Madre fiel y virginal,
misterio incomprensible para el hombre racional.

Madre del Redentor,Madre Corredentora,
refugio del pecador y ante Dios la mediadora.

Madre de la esperanza, la confianza y el amor.
Madre que nos abraza y consuela en el dolor.

Madre que siempre escucha nuestras tribulaciones,
Madre que siempre orienta nuestras indecisiones.

Madre que va esperando la visita de sus hijos,
y aunque tarden en llegar no reprocha sus olvidos.

Madre y también Maestra,llena de sabiduría.
Enseña a vivir la vida en paz y buena armonía.

Espejo nítido y limpio donde podernos mirar
y descubrir nuestras manchas para poderlas limpiar.

Que mirándote a ti ¡Oh Madre! las madres tengan valor,
paciencia ilimitada y confianza en el dolor.

Madre ascendida al cielo ruega por la humanidad,
Infunde en los corazones: FE,ESPERANZA Y CARIDAD:



sábado, 15 de julio de 2017

VIRGEN DEL CARMEN






















 
Virgen Santa del Carmelo
patrona de la marina,
hoy te honran tus devotos
y agradecidos te miran.

A ti Virgen del Carmen,
los marineros te invocan,
cuando salen a la mar
y se enfurecen las olas.
 
Protégeles Virgen Santa
de los peligros del mar,
y a todo aquel que te invoca
líbrale de todo mal.

Protege también ¡Oh Madre!
la barca de nuestra vida,
una barca que es muy frágil
y fácilmente se agita.

Cuando soplan malos vientos,
zarandean la barquita,
y  ella que es  tan frágil
se pierde y va a la deriva.

Estrella de la mañana,
luz del alba bella y clara,
aleja del horizonte
los nubarrones que espantan.

Madre de la esperanza,
la confianza y el amor,
ayuda a todos tus hijos
a remar con gran valor.

Virgen amable y prudente,
Madre fiel y virginal,
de tu mano no nos dejes;
te lo pido por piedad.

Que la estela de tu vida
alumbre nuestro remar,
y seguros avancemos
por las rutas de la mar.


Cuando lleguemos a puerto,
recíbenos con bondad;
abre las puertas del cielo...
¡Ábrelas de par en par!

Que todos tus hijos, Madre,
nos podamos encontrar
y gozar de tu presencia
por toda la eternidad.

Virgen Santa del Carmelo,
de la marina Patrona,
bendice a los marineros,
y a todo aquel que te invoca.