miércoles, 19 de abril de 2017

EL PERDON

Si el corazón sufre y llora
porque sentimos la ofensa,
miremos siempre a la cruz
y encontraremos respuesta.

Jesús clavado en la cruz
nos da ejemplo de perdón;
perdona a sus verdugos
y les tiene compasión.

¡Como es de dificil
muchas veces perdonar!
pero es imprescindible
si queremos tener paz.

Dejar caer el rencor
la rabia o la venganza;
desechar toda violencia
porque envenenan el alma.

Las venganzas y rencores
van minando la alegría,
y en su lugar va creciendo
la tristeza y agonía.

Para ser feliz un dia
basta con la venganza.
Para ser felíz por siempre:
el perdón y la esperanza.

Si tenemos compasión
de la persona que ofende,
se engrandece el corazón,
se limpia y se fortalece.

Es señal de humildad
pedir nosotros perdón;
con esto reconocemos
nuestra débil condición.

El perdon es medicina
que cura males humores;
provocados mayormente
por envidias y rencores.

No nos cansemos nunca
de amar y perdonar,
y veremos los milagros
que hace esta gran bondad.