martes, 23 de junio de 2020

EL AMOR CONYUGAL DESDE LA EXPERIENCIA VIVIDA


Presentacion: El Amor Conyugal - YouTube
“El amor conyugal desde la experiencia vivida” es un libro muy hermoso escrito por Katherine Zambrano Yaguana en su tesis doctoral. Se trata de una investigación cargada al máximo de contenidos vivenciales. Ella buscó matrimonios (29) de diversos lugares de España que destacasen por el testimonio de sus vidas como esposos. Tales cónyuges pertenecen a diversos niveles académicos, de todas las edades, de diferentes años de vida matrimonial, con hijos o sin ellos. Estos matrimonios dieron su consentimiento para participar en este estudio y colaboraron, bien por escrito o presencialmente.  
Katheirne es una mujer culta, sencilla, buena y trabajadora incansable en busca de lo mejor para mejor ayudar al lector. Leyendo este libro nos damos cuenta de lo sencillo que puede llegar a ser vivir bien, en armonía y felizmente nuestro matrimonio a pesar de las dificultades y diferencias de carácter, formas de ser, maneras de pensar…Todas las parejas coinciden en que sólo el amor desinteresado y el perdón consiguen que la unión sea cada vez más auténtica, más feliz.
A continuación, copio algunos textos de testimonios de vida, tan bonitos como asequibles:

Un esposo: La clave de nuestro amor conyugal está en que mi esposa me ama tal como soy, con mis virtudes y mis defectos. A mí me molesta mucho el desorden y que no me salgan las cosas a la primera. Mi esposa siempre me ha aceptado así, con esa manía que yo tengo de tenerlo todo ordenado. Ayer mismo estaba en el patio de casa arreglando la piscina. Tuve dificultades y empezaba a ponerme nervioso porque no salían las cosas como yo tenia planeado, según mi orden mental. Mi esposa me había estado mirando y bajó al patio, en el que daba un fuerte sol, y me ayudó y animó a seguir con la tarea manual que estaba haciendo. Yo continuaba nervioso, pero empecé a sentirme bien porque mi esposa estaba allí serena, tranquila, y sobre todo porque me decía que tranquilo, que lo iba a arreglar muy bien. No se cómo, pero en menos de 20 minutos acabé de arreglar la piscina. Cuando acabé me dirigí a mi esposa, le di un abrazo y le dije que ¡vaya fortuna había tenido yo al contraer matrimonio con ella! Ella me miraba sonriente, sin decir palabra, pero diciéndomelo todo con la mirada. Yo me sentí muy amado, muy respetado, muy querido. Ahora que escribo esto, los ojos me lloran de emoción.

Una esposa: Quizás muchas veces se ha considerado que el amor conyugal es algo idílico, que nunca debería haber ni la más mínima fricción…Nuestra experiencia es que todo, incluso cualquier fricción, si se lleva con humildad, sirve para alimentar el amor. El otro día, por ejemplo, fuimos a un centro comercial con los niños. Comprar con ellos siempre es una pequeña (¡o gran odisea!) El caso es que, al ir a cargar el coche nos dimos cuenta de que habíamos cogido los pañales con una talla equivocada, “Qué has hecho? Decía uno  “ pues si los has cogido tú” decía el otro. Tras unas caras largas e ir a hacer el cambio, pronto vino la reconciliación: “perdona el despiste” “No, creo que los he cogido yo” Luego un beso de reconciliación y…¡más unidos que antes!Es muy bonito experimentar que si procuramos ser humildes, nada obstaculiza nuestro amor y nuestra unión.

El libro esta lleno de ejemplos en los cuales nos podemos sentir identificados y animados a seguir por este camino tan hermoso del amor desinteresado


lunes, 27 de abril de 2020

A mi querida madre

Imágenes Arte Pinturas: Lindos paisajes con flores
A mi madre querida
le quiero hoy dedicar
este poema del alma
recordando su bondad.

En estos tiempos difíciles,
recuerdo con emoción,
la postura de mi madre
ante cualquier situación.

Reflexiva y atinada,
sabia y llena de paz,
con paciencia aceptaba
el dolor y adversidad.

Su fe firme y verdadera
a todos nos confortaba,
y una serena alegría
transmitía cuando hablaba.

La fe que ella tenía
no era fe de rutina,
era la fe que ilumina
a la persona sencilla.

Los domingos iba a misa
con amor, con devoción,
y mi padre la seguía
porque era grande su unión.

Trabajadora incansable
en la huerta y el hogar,
sin criticar las costumbres
que tenían los demás.

A esta mujer tan buena
Dios un día la llamó
y ella, que era creyente,
se fue tal como vivió.

Con mirada agradecida,
serena y llena de paz, 
de todos se despedía
con palabras de bondad.

La monja que la atendía,
nos quería consolar;
 “era una santa”,decía,
"podéis quedaros en paz”.

Y aunque la fe me decía
que se fue a mejor vida,
no la quería ver muerta.
¡Yo la quería viva! 

Este vacío tan grande
que dejó ella en mi vida,
no lo podía llenar
ningún ser que me quería.

A escondidas y en silencio
lloraba yo su partida,
para que nadie sufriera
al verme tan deprimida.

Pero no estaba muerta,
su espíritu vivía,
y alentaba mi esperanza
de volverla a ver un día.
 
Cada día y cada instante
está presente en mi vida,
y la siento tan real
que junto a mi vera camina.

Esta madre tan querida
me acompaña noche y día;
es mi ángel de la guarda,
es presencia que me guía.
¡Gracias Señor por su vida!




martes, 11 de febrero de 2020

Virgen de Lourdes







Resultado de imagen de fotos de la virgen de lourdes
Virgen Inmaculada,Madre fiel y Virginal,
de la fuente de su gracia jamás se agota el caudal.

Las aguas de sus amores fecundan los corazones,
y nacen cual bellas flores: talentos virtudes y dones.

Son aguas que purifican todas nuestras intenciones,
curan nuestras heridas y alivian nuestros dolores.

Aguas imprescindibles para nuestra salvación;
son las aguas que nos llevan al océano de Dios.

La sed que tienen los hombres de paz y felicidad,
las aguas que ofrece el mundo, jamás la podrán saciar.

Son aguas que bajan túrbias,arrastran la suciedad
de pecados cometidos por querer la sed saciar.

Cuanta más agua bebe mucho más sediento está,
porque las aguas mundanas no llevan tal propiedad.

Sólo las aguas benditas pueden calmar y saciar
la sed prufunda del hombre de amar y dejarse amar.

Bebamos pues de estas aguas con confianza y sin temor,
asi experimentaremos los milagros de su amor.

miércoles, 29 de enero de 2020

Pon, Señor.

Resultado de imagen de enseñanzas de jesús Pon en mis ojos
 miradas serenas,
que infundan confianza
al que tenga cerca.

Pon en mi boca
palabras buenas,
que orienten acciones
y sean correctas.

Pon en mi mente
pensamientos rectos,
renovadores y firmes,
 libres de miedos.

Pon en mis oídos
capacidad de escucha,
para atender con amor
al que tenga angustia.

Pon en mis lábios
sonrisas sinceras,
que sean cercanas
y alivien las penas. 

Pon en mis manos
las caricias más tiernas,
y el soporte más firme
para el que no pueda.

Pon en mi corazón
sentimientos nobles,
con capacidad de amar
al más simple y pobre.

Pon en mis pies
la fuerza necesaria,
para que no se cansen
de seguir  tu enseñanza.